Historia | CABAÑA PILAGÁ - CAPIL S.A.

Pilagá, la marca bote:

Theodore Bracht y Cía. surgió en Buenos Aires en 1867 como exportadora de carnes, sebo y lanas a su filial en Amberes, Bélgica, sumando inversiones en tierras y la explotación del quebracho colorado para la obtención de tanino hacia fines del siglo XIX.

Desde la Primera Guerra Mundial, el decaimiento de los precios del tanino llevó a la compañía a considerar la utilización de las tierras para la cría de ganado. Así, en enero de 1928 surgen las Estancias y Tierras del Pilagá S.A., nombre que con variaciones mantendrá su esencia para que acabe siendo llamada simplemente Pilagá. Las primeras tierras explotadas se encontraban en el entonces Territorio Nacional de Formosa, recibidas como pago de una deuda que el Gobierno Nacional tenía con la compañía.

Las estancias Pilagá estaban situadas en la región subtropical argentina, poblada de explotaciones agropecuarias, con alternancia de bosques y montes con campos de pastoreo. Luego de más de una década de trabajo e inversión en Formosa, la compañía estaba convencida de que habría que tomar nuevos rumbos hacia el sur, donde no solo se encontrarían mercados más propicios sino que podrían obtenerse mejores campos para la invernada. Así a fines de los ´60 la empresa manejaría más de 200.000 hectáreas, sus 75.000 cabezas de ganado ya eran emblemáticas y 20.000 terneros salían cada año de sus estancias.

Pilagá será en adelante el permanente referente de toda la región en cuanto a su mentalidad de avanzada, su capacidad de gestión y su incomparable énfasis en la capacitación de la gente.

En 1964 se crea el primer centro de congelación de semen de la compañía, dándole una nueva dimensión al negocio ganadero, explotando en primer lugar su conocimiento y avanzada a nivel nacional con el ganado cebú. La cabaña Pilagá ya era en ese entonces una realidad, mostrando la alta calidad de sus planteles Brahman y luego los Hereford y Braford en exposiciones y remates de Argentina, Paraguay y Brasil. A principios de los 80 Pilagá ya era líder en cruzamientos con cebú y sus muchos años de meticulosos registros la convertían en referente zonal.

Así, la “marca bote”, en su origen una señal de propiedad marcada a fuego sobre la piel de los animales fue, a lo largo de su trayectoria, rodeándose de un vasto campo asociativo que abarcaba la orgullosa pertenencia, la identidad firmemente establecida y uncúmulo de creencias y valores reiterados y alimentados a lo largo de los años. En esta historia hay una indudable coherencia dada por la permanencia del personal durante muchísimos años y la continuidad generacional. Todos ellos convencidos de pertenecer a una empresa que es referencia en el medio, considerada como de avanzada e innovadora.

Extractos del libro “Pilagá: su gesta, su gente, desde 1867”, de Magdalena Capurro (2002).

CAPIL S.A.

Cabaña Pilagá es actualmente propiedad de CAPIL S.A., una empresa argentina concentrada en el negocio ganadero de ciclo completo de alto valor. Sus socios fundadores son Agrolam S.A. (www.agrolam.com.ar) y el Grupo Empresario Oleos del Centro/Indacor (www.pollosindacor.com.ar), ambas empresas nacionales y de origen cordobés, con inversiones en el Centro, NEA y NOA argentinos. Las empresas fundadoras, además de otros negocios en el sector agroalimentario, tienen unidades ganaderas de punta lo cual refuerza la interrelación con quienes venían trabajando en la cabaña con anterioridad, alineando a socios, directivos y todo el equipo humano en la búsqueda de la excelencia y el agregado de valor en la actividad.